CUADRO DE BÚSQUEDA

BIBLIOVIDEOS

Loading...

lunes, 3 de octubre de 2011

ALMAS GRISES, DE PHILIPPE CLAUDEL



Ya es momento para el reencuentro. Atrás quedó el período vacacional que tal vez has destinado a entregar tu cuerpo a las caricias del mar y del sol. Así quizás ahora percibiremos que nuestra piel ha cambiado de color e incluso, el que tenga, podrá iniciar el nuevo curso con un nuevo tinte de pelo. Pequeños cambios que hacemos para llenar nuestra vida de un poco de dinamismo y diversión, posiblemente por un deseo inconsciente de ser otro, de mejorar o de jugar a los mil rostros. Cambios accidentales que no alteran en absoluto nuestra esencia y tras los que, inalterable, permanece nuestra alma siempre del mismo color: gris.
Para hablar de esas almas grises, te espero el MARTES 18 OCTUBRE, a las 18:00 h en la Biblioteca Remigio J. Aguayo, que es la biblioteca del IES Jorge Guillén.


Para que vengas bien preparado te mando algunos enlaces que puedes consultar a continuación.

Una crítica interesante, si pulsas aquí

Comentarios de miembros de otra tertulia, si entras aquí

Lo que han dicho los que twittean con lecturalia, aquí

Un comentario extraído de la prensa, si pulsas aquí

Otras opiniones, aquí

Y si tu curiosidad es insaciable, puedes continuar navegando por la red a tu antojo.

12 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta obra. Ya había leído algo de este autor y pienso leer otras obras suyas. El estilo narrativo me encanta, es un escritor "impresionista" que con dos o tres adjetivos es capaz de describir magistralmente rasgos de personalidad, características físicas, paisajes, sentimientos, etc. Mantiene la trama narrativa y el interés hasta el final.
    Con respecto al tema, creo que trata la eterna dicotomía entre el bien y el mal. El ying y el yang que se funden y se mezclan hasta dar lugar a una tonalidad gris que es la que predomina en la mayoría de las almas de esta obra. El autor se limita a presentar a los lectores "imágenes que venían de muy lejos, de lo más
    oscuro, a ilustrar el mal y sus metamorfosis".
    También destacaría la ironía y el humor negro que hace la lectura más llevadera.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho este libro. Me sorprende la identificación de los personajes fiscal y policía y la subjetividad con que está narrada la historia. Me he quedado con dos interrogantes: ¿quién mató a la niña?, ¿por qué quiere el policía que sospechemos del fiscal?
    Mª Loli R.

    ResponderEliminar
  3. No puedo decir que este libro no me haya gustado, pero tampoco ha sido de esos que me han llenado. Me parece complejo, muy visual y me ha hecho reflexionar sobre la influencia del entorno en la formación del alma humana. Esos misterios sin resolver son, sin duda, motivo de debate. Fantásticas las cartas. Lo más terrible, la tortura.
    Clara G.

    ResponderEliminar
  4. Este libro me ha dado mucho miedo. Miedo porque desnuda al ser humano y te hace ver lo que puede haber dentro de cada uno de nosotros. Para mí, el tema principal es la culpa. El narrador expía su culpa a través de los demás para poder seguir viviendo...
    Carmina J.

    ResponderEliminar
  5. Un libro de fácil lectura y de un estilo austero. Presenta las miserias de los personajes y nos hace reflexionar sobre cómo el bien y el mal siempre van unidos, porque la condición humana no es ni blanca ni negra, sino gris. Me ha transmitido una sensación: la desolación.
    Pilar R.

    ResponderEliminar
  6. Un libro muy visual y rico en metáforas y recursos literarios. Desde mi punto de vista, el tema central es el vacío existencial. Hay una galería de personajes que actúan para salvaguardadr su status y unos seres que luchan por matar sus sombras. El autor te hace juez de las conductas de otros.
    Carmen M.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado el libro. El embrollo de situaciones, personajes, sucesos me ha hecho sentir el deseo de seguir leyendo. Al final, nada está resuelto y eso hace reflexionar...
    Carmen J.

    ResponderEliminar
  8. Me atrapó el suspense de esta historia. Me despistó el exceso de descripciones en algunos momentos de la obra. Me ha sorprendido mucho la tristeza de los personajes.
    Loli S.

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido muy visual. He llegado a percibir claramente personajes, lugares, escenas. En algunos momentos me ha resultado muy lioso. Lo más sorprendente es el dominio del color gris en toda la historia.
    Nieves M.

    ResponderEliminar
  10. Este libro me ha dolido mucho. Tiene un lenguaje cinematográfico e incluso teatral. Quiero detenerme en la descripción que el autor hace del río, como un decorado de fondo que marca el acontecer de los hechos. Las descripciones de los personajes son magistrales. Yo diría que se contraponen dos guerras: la guerra del 14 y la guerra particular de ese pueblo sin nombre.
    Es una novela implacable, aniquiladora. Tan aniquiladora que mata los momentos de belleza.
    En el libro hay almas blancas y almas negras y como fondo la nieve subrayando la frialdad de la historia. Me parece fantástico el alegato a favor de las mujeres (quizá una concesión a lo comercial). El autor escribe maravillosamente y hace gala de una exquisita sensibilidad tal y como se manifiesta en las cartas y en la descripción de las flores. También destacaría el uso del humor, un humor negro, sarcástico.
    Paco J.

    ResponderEliminar
  11. Una novela que hace un magistral análisis psicológico. Un ejemplar de una excelente literatura. Un sentimiento constante: el pesimismo. Y un tema por encima de todos: la soledad.
    Francisco G.

    ResponderEliminar
  12. Encuentro varios puntos en común entre las dos novelas de este autor que he leido. Por una parte, el pesimismo. En segundo lugar, la guerra como escenario de fondo. En tercer lugar, el estilo: frases cortas, capítulos cortos, un suspense in crescendo y un final inesperado y sorprendente que desmonta los hechos.
    Magistrales, los nombres de los personajes y lo que representan: el Contra, Fracasse, Clémence, Belle de jour...
    Curioso el uso del número tres en las descripciones: "porque el juez ya está al corriente, porque ya está en camino, porque está a punto de llegar"; "a mis pies se desparramaron días perdidos, años muertos, dramas olvidados"; "juez es una palabra mágica como Dios, como muerte, como niño"...
    Una narración como en espiral que te arrastra en un vertiginoso suspense hasta un punto central que es el sentido de la historia.
    No es una novela policiaca, aunque haya un asesinato y un policía. Tampoco es una novela de misterio, aunque haya muchos sin resolver. Para mí es una novela filosófica. La filosofía dominante en la novela aparece, desde mi punto de vista en una frase: "Cada día, sin ni siquiera darnos cuenta, matamos a mucha gente, de pensamiento y de palabra. Bien mirado, al lado de todos esos crímenes abstractos, los asesinatos reales son escasos. El equilibrio entre nuestros deseos culpables y la realidad absoluta sólo se da en las guerra".
    La realidad es dialéctica. El ser humano es una pura contradicción y la guerra desnuda a las personas sacando a veces lo blanco que hay en las almas (como en el caso de Mme. de Flers) y a veces lo más negro, porque no hay almas totalmente blancas, ni almas totalmente negras. Todos tenemos el alma gris.
    Desde mi punto de vista, lo mejor, lo genial en el estilo de este autor es la subjetividad con que narra los hechos. Un narrador, al que desconocemos, nos presenta unos hechos desde una perspectiva. Nos hace sentir simpatía hacia unos personajes y antipatía hacia otros. Nos hace partícipes de sus interpretaciones. No nos da opción a juzgar libremente.Sólo al final nos suelta la mano y nos deja en la más absoluta confusión:¿quién es él en realidad? ¿por qué quiere a toda costa inculpar al fiscal? ¿cuál es la realidad de los hechos?
    Para mí, el tema central de la novela es el examen de conciencia que hace el narrador.

    ResponderEliminar