CUADRO DE BÚSQUEDA

BIBLIOVIDEOS

Loading...

jueves, 22 de enero de 2015

RESULTADOS III CONCURSO DE BOOKTRAILERS "JORGE GUILLÉN"

El pasado lunes 19 de enero el jurado formado por Manuel Muros, representante de las bibliotecas escolares; Rosi Jimena, representante de la biblioteca municipal; Elisa Aragón, representante del equipo directivo; Mª Victoria Navas, representante del departamento de Informática, y José Antonio Escobar, alumno del centro pudo ver los booktrailers presentados este año al concurso por el alumnado de Psicología y sobre la novela de Isabel Allende, El cuaderno de Maya. En función de los criterios establecidos para valorar estos trabajos (calidad técnica, animación a la lectura, selección de párrafos del libro y respeto a las baases) este jurado decide conceder el premio al trabajo presentado por los alumnos Mª Carmen España García, Rubén Jurado Escobar y Gloria Mesa Ruiz, los tres de 2º de bachillerato A.
Incrusto aquí el booktrailer ganador y dejo el enlace a los restantes trabajos:




Trabajo de Ana, Irene y Lía

Trabajo de Ana Jiménez 

Trabajo de Antonio Montero 

Trabajo de Beatriz y Marta

Trabajo de Eric y Lidia 

Trabajo de Fran y Baena

Trabajo de Javi

Trabajo de Manu y Enrique

Trabajo de Noelia, Raquel y Paula

Trabajo de Sara 





jueves, 15 de enero de 2015

PROYECTO DOCUMENTAL INTEGRADO "TRANSICIÓN Y DÉCADA DE LOS OCHENTA"

Ya tenemos la programación del trabajo que vamos a desarrollar este curso en el IES Jorge Guillén. Si quieres conocerlo, PULSA AQUÏ

LOS RECUERDOS, de DAVID FOENKINOS






Coincidiendo con el estreno en Francia de la película basada en esta novela, nos reunimos en la biblioteca del IES Jorge Guillén, el pasado miércoles 14 de enero para comentar la novela de David Foenkinos titulada Los recuerdos.
Nuestra mesa de tertulias comienza a quedársenos un poco pequeña ante la incorporación de nuevas personas al grupo, un grupo diverso, animado e internacional. ¡Qué maravilla!
Los recuerdos es una novela que puntuamos desde el  siete hasta el nueve sobre diez. Para algunos, decae en su segunda parte; para otros, mantiene el ritmo y la calidad, y, por último, para otros, no tiene dos partes sino solo una marcada por un tema central: la creación literaria.
Foenkinos, autor ya leído con anterioridad en nuestras tertulias,  no nos deja indiferentes. Coincidimos en su gran habilidad para contar historias con un lenguaje preciso y certero caracterizado sobre todo por su sencillez. Un autor que, pese a su juventud, ha sabido perfectamente retratar la soledad y el abandono a que se enfrentan nuestros mayores en una sociedad que, por su ritmo, por su idiosincrasia, no les deja hueco. La novela es tremendamente triste pero el autor sabe no hacer del drama un culebrón. Sabe sobreponerse a la tragedia vital y con pinceladas de un humor sutil, elegante e inteligente nos arranca una sonrisa que nos levanta el ánimo y nos hace sentir el deseo de sobrevivir a pesar de todo.
Profundizando en temas como la búsqueda de la felicidad, la soledad, la vejez, la familia, etc… los recuerdos son los ingredientes con los que se cocina la trama central de la novela que es el proceso de la creación literaria. El autor tiene un objetivo que ya expone en sus primeras páginas y necesitará llenarse de recuerdos, de pérdidas, de vivencias para tener una historia que contar. El protagonista que escribe en primera persona  no es más que el protagonista de la historia del siglo XX: “ En el fondo, así ocurrieron las cosas en el siglo XX: primero fue el nacimiento de la felicidad; en todo caso, el derecho a la felicidad y el acceso al ocio y a las vacaciones pagadas. Eso era en la década de 1930, cuando el Front Populaire. Después pasamos a la segunda etapa de nuestra progresión; una etapa que podemos llamar el derecho a la insatisfacción. Apareció en la década de 1970, con la legalización del aborto, y del divorcio, por supuesto. Se tiende a olvidar que el adulterio estaba prohibido por ley hasta 1975. Adquirimos así el derecho a juzgar nuestra felicidad. Y ahora estamos en la tercera etapa, quizá la más dolorosa: la de la duda permanente. Tenemos la felicidad, tenemos el derecho de no estar satisfechos de esa felicidad, por lo que se nos abre una multiplicidad de caminos.”
Foenkinos entrelaza sus recuerdos con los de otros personajes, reales y ficticios, que aparecen en la novela y este estilo peculiar puede resultar fascinante o cansino, según como se mire.
Desgranando la historia y el análisis de los personajes, hablamos  de la memoria, del amor, del humor y, poco a poco, mientras la tarde va muriendo,  nuestros deseos de comunicación aumentan y seguimos hablando de la vida que no está hecha de otra cosa más que de recuerdos.
 Tertulia del IES Jorge Guillén.