CUADRO DE BÚSQUEDA

BIBLIOVIDEOS

Loading...

sábado, 5 de marzo de 2011

LA PLAZA DEL DIAMANTE, DE MERCÉ RODOREDA


La plaza del Diamante es una de las mejores novelas sobre la Guerra Civil española. Tiene como protagonista a Colometa, una sencilla mujer que relata con voz propia una parte de su vida, desde los años 20 hasta la inmediata posguerra. Comienza la novela cuando Colometa conoce a su futuro marido Quimet en un baile celebrado en la plaza del Diamante. Luego viene la parte más intensa: el drama de la Guerra Civil, que destroza la vida de Colometa. La parte final es la reconstrucción íntima y familiar de una vida hecha añicos por unos acontecimientos que la desbordan. En total, se cuentan treinta años de la vida de una mujer barcelonesa, que explica la realidad desde su peculiar punto de vista: coloquial, lírico, insignificante, doméstico, ingenuo, dramático y lleno de muchos detalles aparentemente intrascendentes.
Con un estilo impresionista y coloquial, Rodoreda retrata con gran calidad literaria la intimidad de una mujer alejada de la política y de los grandes discursos y acontecimientos, que sufre en su vida el desvarío de la Guerra Civil. El análisis psicológico que realiza Rodoreda está lleno de sugerencias y de menudas peripecias cotidianas,



Si quieres leer un interesante y completo análisis sobre este libro, pulsa aquí
Ahora puedes documentarte un poco más sobre la autora y su obra, si pulsas aquí
Más información, en este interesante estudio a que te lleva este enlace


5 comentarios:

  1. La Historia casi siempre ha sido la historia de las clases dominantes. Vencedores o vencidos describen los hechos desde una perspectiva política, ideológica, económica o moral marcada por el punto de vista que su contexto le ofrece.
    Pero la verdadera historia es la de cada día, la cotidiana, la de esos seres sencillos que solo pretenden sobrevivir en el mundo del mejor modo posible. Ellos y ellas son los verdaderos protagonistas de la Historia y sus problemas, sus anhelos, sus tristezas y alegrías no tienen color alguno, ni están representados por ninguna bandera.
    Para hablar de todo esto y de mucho más, vamos a trasladarnos desde nuestra Biblioteca a "La Plaza del Diamante".
    A las 17´00 h veremos la película y después hablaremos mientras que tengamos algo que decir...

    ResponderEliminar
  2. La protagonista de esta novela, Natalia, es una chica sencilla, ingenua, bondadosa, que se siente sola (huérfana de madre desde pequeña), y con falta de autoestima.
    Aunque la novela esta ambientada en la postguerra, actualmente siguen existiendo muchas "Colometas".
    Natalia renuncia a su propia identidad, pierde su nombre por el de Colometa, en favor de su esposo y acepta todos los convencionalismos de la época. Quimet quiere una mujer sumisa, abnegada y sacrificada.
    "Me dijo que si quería ser su mujer tenia que empezar por encontrar bien todo lo que él encontraba bien."
    La opinión de ella no cuenta. Charlan y actúan como si ella no estuviera allí. Si al marido le salen las cosas mal, paga su mal humor con ella.
    Trabaja a tope, fuera y dentro de casa. Atiende a sus hijos. Y se siente, encima, culpable y piensa que es ella, la que no hace las cosas bien.
    Es incapaz de decir NO, cuando hace falta.
    Desgraciadamente, hoy existen muchas "Colometas" que "se han hecho de corcho y el corazón de nieve".
    Ojalá que sean capaces de gritar fuerte, NO, ya no mas encuentren el apoyo y la ayuda necesarias y comiencen su liberación personal.

    ResponderEliminar
  3. Propuse esta lectura porque, desde mi punto de vista, esta novela es una de las mejores novelas escritas por mujeres de nuestro país. "La plaza del diamante" nos cuenta una historia perfectamente contextualizada pero trasladable a cualquier tiempo y lugar. Como bien dice el comentario anterior "hay muchas Colometas".
    Dicen que el tema principal de esta novela es la soledad. Sin embargo, yo creo que no es cualquier tipo de soledad. Es la soledad entendida como la angustia vital de una mujer despersonalizada. Lo mejor es la evolución que va sufriendo el personaje y cómo esta evolución se nos transmite a través del estilo literario de su autora. Al principio, por la forma en que está escrita, te encuentras con una chica ingenua, atolondrada, que se deja llevar por las circunstancias sin tomar partido. Deja a su novio y se une a Quimet porque éste toma las riendas de su vida y ella no sabe cómo hacerlo. Pero luego, poco a poco, por la guerra, por el desengaño, por la tremenda amargura de su existencia, el personaje va sacando de dentro de sí mismo una increíble fuerza interior siendo capaz de tomar las decisiones más drásticas. Hay momentos desgarradores, tan trágicos que ni siquiera puedes llorar y es así como la literatura, el propio estilo literario te va llevando hasta el fondo de un alma de mujer por la que no puedes dejar de sentir respeto y comprensión.
    Me parece excelente desde el punto de vista literario; excelente desde el punto de vista psicológico, con esos elementos psicoanalíticos que tienen en el libro su sentido: el cuchillo con el que Natalia desanda el camino de su anterior existencia, el jardín que tan bien describe o ese grito catárquico y desgarrador con el que se libera de sus temores y traumas; excelente desde el punto de vista histórico, porque refleja perfectamente la vida de esos personajes que nunca aparecen en los libros de texto; y excelente en todos los sentidos porque ha sabido captar el alma de esos seres que buscan un lugar en el mundo más allá de la política, de la religión, de cualquier tipo de ideales. Esos seres de carne y hueso, tan reales como invisibles, cuyas historias constituyen la Historia y sin embargo en ella no aparecen reflejados.
    Por último, decir que yo he encontrado en esta lectura influencias de otros autores. El diálogo interior de la protagonista que sólo el lector conoce me ha recordado a ese relato final de Joyce en su obra Dublineses; la evolución del personaje me ha recordado a Salinger en El guardián entre el centeno; hay imágenes descritas en la obra que me han recordado a Nada de Carmen Laforet; y, cómo no, hay muchas reflexiones de "En busca del tiempo perdido " de Proust.

    ResponderEliminar
  4. Quiero dejar aquí un párrafo del libro, que también aparece en la película y que me ha parecido de una belleza literaria exquisita.

    "Y sentí intensamente el paso del tiempo. No el tiempo de las nubes y del sol y de la lluvia ni del paso de las estrellas adorno de la noche, no el tiempo de las primaveras dentro del tiempo de las primaveras, no el tiempo de los otoños dentro del tiempo de los otoños, no el que pone las hojas a las ramas o el que las arranca, no el que riza y desriza y colora a las flores, sino el tiempo dentro de mí, el tiempo que no se ve y nos va amasando. El que rueda y rueda dentro del corazón y le hace rodar con él y nos va cambiando por dentro y por fuera y poco a poco nos va haciendo tal como seremos el último día".

    ResponderEliminar
  5. La novela narra la evolución personal de una mujer sencilla, corriente, una mujer normal, a la que la vida obliga a madurar y tomar las riendas de su existencia.
    Al principio, la protagonista, Natalia, es una chica sumisa, con baja autoestima, incapaz de decir "no" y de tomar sus propias decisiones, que se ve arrastrada a una relación de pareja y a un matrimonio no buscado con un hombre maltratador, egoista y vago que anula su personalidad y le roba hasta el nombre (Colometa). Poco a poco, y con el telón de fondo de la guerra civil española, se ve forzada a tomar decisiones muy difíciles que la ponen al borde del asesinato y del suicidio, y que la "hacen de corcho y con el corazón de nieve".
    Es justo en ese momento cuando no hay esperanza, cuando la única salida posible parece la muerte, cuando resurge como mujer y como persona, ayudada por el amor de su segundo marido. Al final se va recuperando a sí misma, aprende a valorarse y a valorar lo que a conseguido y llega a ser la señora Natalia. Una mujer que sabe que aún queda mucho por recorrer pero que ha sido capaz de alcanzar una relativa felicidad.
    Una magnifica novela que toca muchas fibras en el lector.

    ResponderEliminar